La flor cadáver y el caracol de manzana, dos plantas muy peculiares