La frontera entre el aire y agua