La mitad del agua del planeta es más antigua que el sol