La NASA confirma que un peligroso cometa podría chocar contra Marte