La planta más antigua del planeta