Las tres estrellas más curiosas de nuestra galaxia