Monitorizan el cerebro de un pollo