Pinturas prehistóricas en Indonesia, más antiguas que las de Altamira