Primer descenso al cráter del ‘fin del mundo’