Se calcula que aún quedan 320.000 virus por descubrir