Tenerife es el punto de partida para estudiar Marte