Un astronauta ruso pierde una pieza de la Estación Espacial Internacional