Un grupo de aficionados filma un tornado de fuego de 30 metros de altura