Una gigantesca mancha solar de alto riesgo apuntará a la Tierra en pocos días