Una postura correcta para evitar la sensación de dolor